Únete a la comunidad de Contadores que busca enaltecer la profesión.

Fields marked with an * are required

¿Cómo hacer la planeación fiscal?

  • 26 septiembre, 2018

La planeación fiscal es un concepto es bastante utilizado en nuestro medio porque tiene gran relevancia para los empresarios, sobre todo para aquellos que tributan considerablemente y terminan culpando al contador por sus altos impuestos, pero además es muy útil para nosotros los contadores, tanto que puede ser la diferencia entre la molestia y la resignación del cliente al momento de tributar, pero…¿cómo hacer la planeación de los impuestos?

 

Para muchos este puede ser un tema del día a día, pero para otros será toda una pesadilla porque es algo de lo que muchos hablan pero pocos enseñan.

Recuerdo cuando inicié a incluir este concepto en mis servicios, busqué toda la información que pude en todas las fuentes que se me ocurrieron para llegar a una conclusión satisfactoria de lo que es la planeación fiscal pero siempre terminé desalentado porque solo encontraba opiniones de personas basadas en su experiencia cuando yo esperaba encontrar un formato o método único de hacerlo, entonces comprendí lo más importante (para mi) de este tema: La Planeación fiscal es un concepto subjetivo, no un método universal.

Tan crudo fue aprender esto que tuve un momento incómodo con mi docente de planeación fiscal cuando cursaba mi especialización en Gerencia Financiera. El docente nos entregó un modelo de planeación (basado en la matriz DOFA) con un número definido de criterios que debíamos aplicar a una empresa y definir acciones, yo decidí hacerlo más real y tomé a uno de mis clientes para aplicar el proyecto pero el resultado no dejó satisfecho al teacher, quien me preguntó porque en algunos de los criterios no tenía acciones y entonces respondí:

“La empresa que elegí para aplicar la planeación no cumple con las condiciones del formato porque tiene obligaciones fiscales distintas y algunos de los aspectos que usted nos solicita no le afectan en absoluto a esta empresa”

El docente me respondió:  “Entonces el trabajo está incompleto”.

Para no alargar la historia, después de una larga discusión con el docente (en el buen sentido) y solicitar una segunda opinión que me fue negada, tuve que ceder, aceptar una mala calificación en ese proyecto y repetir la materia. Si, me pareció una locura pero lo acepté y la mejor la lección que aprendí en esa ocasión fue: Planear no es un asunto de modelos sino de análisis.

No obstante lo anterior, algunos aspectos son fundamentales en la planeación de cualquier  proyecto y eso es justo lo que te mencionaré a continuación:

 

Así se hace una planeación fiscal

1. Presupuestar resultados:

Lo primero a considerar es la proyección de los resultados. Planear cuánto serán las ventas, los costos, los gastos y las utilidades es el primer paso para conocer cuál puede ser el monto de impuestos a pagar por el contribuyente en el año siguiente.

Generalmente los impuestos más representativos están relacionados con las ventas y la utilidad, por eso esta proyección es esencial. Lo ideal es que este presupuesto se haga los últimos 3 meses del año actual para estimar los resultados del año siguiente.

Luego, durante el transcurso del año vas llevando un control de lo presupuestado y lo ejecutado para medir las variaciones y tomar medidas en el camino si ves que la realidad superará significativamente tu proyección.

2. Identificar los riesgos:

Al decir riesgos me refiero a los rubros que pueden causar un incremento en los impuestos más allá de lo presupuestado, encontrar cuáles son y como controlarlos es la prioridad en este punto.

Solo hay 2 maneras de controlar los impuestos generados por el incremento de las utilidades: Disminuyendo ventas o incrementando deducciones. La salida más fácil (pero nada profesional) que aplican muchos comerciantes es NO FACTURAR TODO, pero esto NO puede llamarse planeación sino evasión de impuestos y es un camino que NUNCA te recomendaría.

Obviamente nadie quiere dejar de vender por eso los ingresos suelen ser uno de los factores que menos se utiliza en planeación; alguna vez alguien con mala intensión me dijo: Dígame una estrategia para no pagar tanto impuesto. Yo le respondí: Cierre el negocio cuando crea que ha vendido demasiado.

Por otra parte las deducciones son más fáciles de manejar porque la empresa tiene control sobre ellas, ya sea para incrementar los beneficios de terceros y disminuir el impuesto (por ejemplo dando incentivos para aumentar los costos) o para cambiar de proveedores que impiden la deducción de costos y gastos (porque sus condiciones de facturación no se ajustan a las normas tributarias).

En ambos casos es necesario hacer un análisis de los proveedores de mercancía y prestadores de servicios que pueden estar generando disminución en las deducciones y buscar alternativas para aprovecharlas mejor.

3. Diseñar estrategias

Diseñar estrategias requiere de un conocimiento profundo de las normas aplicables a cada tipo de contribuyente, de manera que se pueden realizar acciones que mitiguen el impacto fiscal a lo largo del año.

Generalmente las estrategias de ingresos van relacionadas con la gestión comercial y requieren un cambio profundo en la operación.

Ejemplo:

Una empresa decide que en adelante prestará sus servicios en la modalidad de suscripción porque este concepto le permite facturar un ingreso diferido y el impuesto NO recae sobre el total de la venta sino simplemente sobre la porción que se causó como ingreso.

En el caso de las deducciones pueden existir varios caminos, en Colombia por ejemplo, existen beneficios para las empresas que contraten personas jóvenes, madres cabeza de familia, desplazados por la violencia o para quienes hagan donaciones a corporaciones, fundaciones o asociaciones.

Cuándo tú conoces el resultado estimado para el año siguiente y la carga tributaria que tendrá tu cliente (porque hiciste la proyección), le sugieres con tiempo algunas de estas medidas para que puedan ser aplicables desde el primer día del año siguiente y de esta manera cuando llegue el momento de pagar el impuesto ya se haya venido minimizando en función de las estrategias implementadas

Esta es la razón por la cual las grandes compañías siempre forman entidades sin ánimo de lucro, porque prefieren pagar sus impuestos con servicios sociales que entregárselos directamente al estado y este también se beneficia de ello porque el contribuyente reemplaza el impuesto con una función social que le corresponde al gobierno.

Conclusión

La planeación NO ES un modelo o formato pre diseñado que todo mundo conoce para diligenciarlo conforme a unos parámetros aprendidos, sino el resultado de tu conocimiento de la norma y el contribuyente para tomar acciones preventivas respecto a los impuestos a pagar.

Es este orden de ideas tú puedes tener tu propio modelo de planeación incluso basándote en otros campos de la gerencia como el de planeación estratégica, lo importante es que tu planeación contenga: Un presupuesto, la identificación de los riesgos de incrementar impuestos y las estrategias para mantenerlos dentro de lo presupuestado. Pero si aún sigues pensando que necesitas un ejemplo este te puede ser útil.

Así que no te estreses más pensando si tu planeación está bien hecha o preguntándote como lo estarán haciendo otros, enfócate en tu conocimiento del cliente y en sugerir acciones que lo lleven al objetivo, ¡eso sí!…nunca sugieras violar las leyes, tú no eres el responsable de las tasas de impuestos del país ni de las ganancias de tus clientes como para comprometer tu reputación tratando de complacer a todos.

 Tú…¿Qué tienes en cuenta en tu planeación fiscal?. Te espero en los comentarios

Acerca de Wilson Martínez

Soy Contador Público, Especialista en Gerencia Financiera y Master Profesional en Dirección económica y financiera.

    • Santiago
    • 27 septiembre, 2018
    Responder

    En Mexico tambien para los empresarios planeacion fiscal es buscar la forma de que pague menos impuestos, cuando me preguntan, oiga contador porque salio mucho impuesto a pagar, yo les contesto, porque vendio mucho señor, es equitativo pues, sin embargo le toca al contador sugerir la aplicacion de algunas deducciones como lo plantea Wilson.

    • Mario Citalan
    • 27 septiembre, 2018
    Responder

    Creo que la mejor opción es hablar claro con los dueños o lideres de la empresas, sobre qué opciones se tienen y sus implicaciones y así tomar la mejor decisión que beneficien a las empresas y sin dejar de cumplir con las obligaciones tributarias.

    • EP
    • 27 septiembre, 2018
    Responder

    Estimado Wilson muy interesante su articulo, tema no muy tocado entre colegas, en situaciones regulares las compañía pagan impuesto sobre la ganancia y como bien lo dice usted,con una debida planeación se determina este monto con suficiente anticipación, sin embargo en algo que debemos recomendarle al cliente es que realicen la respectiva distribución de dividendos y pague su impuesto acordado. En muchas ocaciones se acumulan las utilidades los que le generan un pago de impuesto sobre capital excesivo.

    • Eduardo
    • 27 septiembre, 2018
    Responder

    Estimado Wilson muy interesante su articulo, tema no muy tocado entre colegas, en situaciones regulares las compañía pagan impuesto sobre la ganancia y como bien lo dice usted,con una debida planeación se determina este monto con suficiente anticipación, sin embargo en algo que debemos recomendarle al cliente es que realicen la respectiva distribución de dividendos y pague su impuesto acordado. En muchas ocaciones se acumulan las utilidades los que le generan un pago de impuesto sobre capital excesivo.

    • Elvis Ureña
    • 26 septiembre, 2018
    Responder

    Aquí en república dominicana es común escuchar a los empresarios decir que les ayuden a pagar menos impuestos o que tienen un contador que los ponía a pagar pocos impuestos, incluso cuando iba a entrar a trabajar con un cliente este me preguntaba que si yo sabia hacer eso ´´hacer que pagara poco impuesto´´. Yo solo le contestaba que analizaría su situación para ver cómo se podía hacer mejor las cosas y más o menos hago una planeación fiscal y le hago mis sugerencias aunque en la mayoría de los casos no me hacen caso alguno.

    • Carlos Lopez
    • 26 septiembre, 2018
    Responder

    Como contadores podemos tener una planeación fiscal bien estructurada, pero…… qué hacer cuando el dueño de una empresa te pide que rebajes al máximo los impuestos, o que simplemente no se determinen y paguen impuestos?

Comentarios